En PESCADONA, para asegurar el estricto seguimiento y control de la trazabilidad del producto y el ARCPC (análisis de riesgos y control de puntos críticos), todos los días por la mañana nuestro personal sale a la mar para seleccionar los mejores mejillones de las Rías Gallegas para nuestra empresa.

Finalizada la selección, una parte de estos mejillones entran en nuestra depuradora para su limpieza y depuración.

Una vez efectuados estos controles, se analizan los parámetros físico-químicos, se clasifican por tallas y se envasan y etiquetan automáticamente, para su expedición, consiguiendo así una total garantía de frescura y calidad para su consumo

En nuestro cocedero, la otra parte de los mejillones que ha seleccionado nuestro personal, siguiendo un proceso continuo, se limpian y se lavan exhaustivamente, se cuecen en distintas variedades: vianda, media concha o en su jugo, para posteriormente ultracongelarlos, y envasarlos de tal forma que, debido al esmero con el que se trabaja, a la rapidez y a la automátización de todo el proceso de fabricación y ultracongelación, la calidad de nuesros mejillones cocidos y ultracongelados mantienen todo el sabor y la frescura de nuestras Rías

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para su aceptación. Consulte nuestra Política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies